e-mail: santamariadelosangeles63@gmail.com

sábado, 18 de octubre de 2014

Tres crónicas del grupo de Madrid por Antonio Estepa Romero



1ª REUNIÓN GRUPO MADRID

5 de septiembre de 2014

Centro Regional de Andalucía en Móstoles

Se presentaba una tarde intensa. Después de 50 años nos íbamos a reencontrar de nuevo cuatro compañeros, cuatro amigos, cuatro hermanos. Rafa Vilas, como siempre, lo tenía todo previsto.

Llegó el momento. Después de los sentidos abrazos, la pregunta de siempre: ¿Tú quién eres? Los nombres fluían a nuestra memoria como un torrente. Teníamos que hacer un verdadero esfuerzo mental para ubicar las nuevas caras a 50 años atrás. Pero no importaba. De nuevo estábamos juntos. Nos prepararon unas mesas en la terraza del Centro y empezamos a recordar. Como un resorte, los cuatro, Antonio Crepo, Rafael Vilas, Victoriano Castillejo y yo, nos trasladamos a Los Angeles. Al mismo tiempo, Carmen, Consuelo y Andrea comenzaban a conocerse. Cari, la mujer de Crespo no pudo venir por tener que cuidar de la abuela. Fue inolvidable. Pasaban las horas y la conversación seguía adelante quitándonos la palabra unos a otros porque todos queríamos aportar datos. Se llevó el gato al agua, Rafa, que tiene cabeza para tres carreras superiores. ¡Qué memoria! Después de varias horas de amena convivencia quedamos para el segundo encuentro.



2ª REUNIÓN GRUPO MADRID

3 de octubre de 2014

En casa de Francisco César García (El Escorial)

A la hora prevista, nos encontramos Crespo, Vilas y yo en el Centro Regional de Andalucía en Móstoles para coger el coche y salir hacia El Escorial. Victoriano no pudo venir. El conductor era Rafa. Yo iba de copiloto por aquello del mareo; ¡hasta me tomé una pastilla..! El viaje de ida lo hicimos relativamente bien. Llegamos a El Escorial y tuvimos que ponernos en contacto con César porque no encontrábamos la casa. Resuelto el problema nos abrió la cancela de la urbanización y entramos. Nuevos abrazos. Francisco, como perfecto anfitrión, nos estuvo enseñando su casa. Su museo, diría yo, porque llevaba tiempo que no veía tantos objetos juntos. ¡Hasta una primorosa capillita en la parte superior de la casa, tiene el tío! Nos presentó a su tío Luis; un cura vasco de 81 años que fue una verdadera delicia compartir con él charla y mantel. Francisco nos preparó la cena y nos proporcionó música y libros en un pendrive. Se le veía levitando de tanto placer por el encuentro. Después de varias horas tocaba retirada. Sentidos palmotazos en las espaldas y para el coche. El viaje de vuelta no fue tan bueno. Yo no me tomé ninguna pastilla para el mareo. Rafa emulaba a Fernando Alonso en un Gran Premio. ¡Cómo tomaba las rotondas! Y llegó el mareo. Gotas como almendras bajaban por mi ancha cara. Yo callao como un muerto. El entierro iba por dentro. Dejamos a nuestro querido Antonio en Leganés y vuelta para Móstoles. Un par de vueltas a Leganés antes de dar con la indicación para Móstoles. Rafa decía que estábamos perdidos. Yo creo que le costaba trabajo dejar a un amigo. Cuando llegamos a Móstoles, sobre las dos de la madrugada, mis pasos eran indecisos, como los de un hombre que está buscando su casa después de una juerga. Todavía me pregunto de dónde puede salir tanto sudor. Pero mereció la pena.



3ª REUNIÓN GRUPO MADRID

16 de octubre de 2014

Centro Regional de Andalucía en Móstoles

Ya estaban en el Centro, Antonio Crespo y Cari, Rafa Vilas y Carmen y Victoriano Castillejo y Consuelo, cuando llegué. Andrea no pudo asistir porque estuvo todo el día trabajando en Cáritas y estaba muy cansada. Ritual sentido de siempre: abrazos y besos. Tuvimos el placer de conocer a Cari, la mujer de Crespo. Pedimos unas bebidas y unos platos… y al tajo. Nuevos recuerdos, anécdotas, chistes, risas, convivencia de la "güena". En esta ocasión fue una reunión multidisciplinar. Tocamos bastantes temas: política, religión, por supuesto Seminario… Siempre desde el respeto que se profesan los amigos. ¿Quién dijo que no se puede tocar la política y la religión sin salir "peleaos"? Pues nosotros lo hicimos y no pasó nada. Pero es que nosotros somos punto y aparte. ¿Qué colectivo, después de 50 años sin verse, sigue igual que el primer día? Creo que somos personas atípicas. Maravillosamente atípicas. El espíritu de Los Angeles hace el milagro. ¡Qué cura perdimos con Rafa! Lo digo por la labia que tiene. Tiene cabeza para aprenderse de memoria la guía telefónica y razonarla después. ¡Qué tío! eran las 11 de la noche cuando levantamos el campamento. El camarero empezó a poner las mesas en orden, señal inequívoca de levantarnos. Antes, Rafa me metió de clavo la tarea de narraros estos encuentros. Y eso es lo que he hecho. 

9 comentarios:

  1. Querido Antonio: ¡Mejor imposible! No se puede decir más en tan pocas palabras.
    Siento lo de tus sudores... ja ,ja ,ja; ¡Pero hombre de Dios! ¿porqué no gritaste?.
    Un abrazo muy fuerte, amigo, hermano.
    Rafa Vilas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rafa. Viniendo de ti es doble alago. Un abrazo hermano.
      Antonio Estepa

      Eliminar
    2. Perdona, Rafa por la falta de ortografía ¡En qué estaría pensando! Alago toda la vida de escribe con "h". Me pongo como castigo escribir "halago" cincuenta veces. Oye se ha quedado el texto y las fotos de revista "Hola". ¡Eres un fenómeno".

      Eliminar
  2. Buena redacción, cortita y diciendo todo lo que hay que decir, nada más.
    Un abrazo a los madrileños y sus respectivas de....
    Paco Moreno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paco por tu comentario.Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  3. Perfecto Antonio. A ver si el cronista de la zona Sur tiene esa capacidad de síntesis. Se me agolpan tantas cosas de tantas reuniones ya, que espero perdonéis cuando aparezca. Un fuerte abrazo a todos. PACO RAYA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Paco. Cuando escribes como tú lo haces, con el corazón, lo demás es secundario. Un abrazo muy fuerte.

      Antonio Estepa

      Eliminar
  4. antonio he leido tus cronicas de las reuniones que el grupo de Madrid ha hecho y me parecen fenomenales, concisas , concretas , comentando en cada una de ellas lo sucedido y contandolo muy bien. Me alegro de que hayamos encontrando al mejor secretario, aunque yo aparte de eso he encontrado a una persona que es superior y de la que me honro de ser su amigo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Antonio por tus palabras. Para mí también es un verdadero regalo tu amistad. Pido a Dios que duremos mucho para disfrutar todos de tu compañía.

      Un abrazo.

      Eliminar