e-mail: santamariadelosangeles63@gmail.com

sábado, 12 de diciembre de 2015

Crónica de la 12ª Reunión GRUPO MADRID

Bar Zipi Zape
Móstoles (Madrid)

11 diciembre de 2015
Carmen, Teresa, Caridad, V. Castillejo, Paco Ruiz, Vale, Andrea, Manuela, Consuelo, M. Jurado y R. Vilas
Yediel Ligero, Carmen, A. Estepa, Umang Ligero y A. Crespo
Desde el 16 de octubre del año pasado, el Grupo no se reunía en Móstoles. La elección del Vilas y Carmen fue previsora: al lado del Hospital…nunca se sabe. Imaginaos que me atraganto con una migaja, mismamente, y Rafa me tiene que hacer el boca a boca; prefiero morir de asfixia que de asco.

Anoche teníamos motivos para estar más contentos. Se nos unía al Grupo, Paco Ruiz Roldán y su mujer Vale. Y además el hijo de Yediel y Tere. Un niño precioso llamado Umang. Es del Real Madrid. Se ve que el matrimonio se ha tomado en serio su educación desde el primer momento. ¡Enhorabuena a los dos!

Sólo faltaba Jurado y Manuela, cuando Andrea y yo llegamos al Bar. Enseguida entramos al saloncito. Carmen, la madrileñandaluza, tuvo el detalle de decorarlo ad hoc: Las vicarias, la bandera andaluza y en un rincón la guitarra española y un sombrero cordobés. Parecía que estábamos en un bar de la Judería. Presidían la mesa el honorable Vilas, en el gol norte, y su encantadora Carmen en el gol sur.

Y comenzamos la ingestión. Entre bocado y bocado íbamos desgranando nuestros sentimientos a corazón abierto, que para eso estamos entre amigos. Yo miraba de reojo a Andrea por si me dirigía sus ojazos de manera inquisitoria, pero al observar que estaba a su rollo, confieso que “roí la soga” Mi cuerpo me lo agradeció con dos o tres eructos controlados. Las Normas de Urbanidad de Los Ángeles todavía están vigentes. Cuando nos sirvieron los gambones a la plancha comenzó la exhibición de mi Rafalito. Se comió tres o cuatro con cuchillo y tenedor tardando solamente veinte minutos en la tarea. ¡Pues no ves que el cuchillo es de la carne! ¡Pero quedó cuqui, cuqui!

Yo, casi al final, pedí la guitarra haciéndoles creer que era un virtuoso de la misma. Declamé, con sentimiento y entrega, la poesía de mi cosecha titulada “Tomate”  para, seguidamente, aporrear el instrumento simulando la canción de la gotera. Tengo que decir que me salvé de los pitos por compañerismo. ¡Eso sí! creo que me vine arriba cuando manifesté todo mi arte en dos o tres posturas flamencas. Parecía un perro pachón detectando la inminente arrancada  en vuelo de una perdiz. Le pasé la guitarra al Vilas que la acarició con su todavía preciosa voz. ¡Mira que canta bien este tío! Me parecía un mariachi con artritis, sentado en la silla,  pero con una voz digna de los mejores tenores mejicanos.

Hicimos un exiguo concierto de villancicos, pero como muestra nos valió. Todo esto me ha servido para ilusionarme aún más en la idea de aprender a tocar la guitarra. Lo tengo difícil, con estas morcillas de Los Ángeles que poseo en las extremidades superiores. Aunque con ellas llevo cuarenta años aporreando un teclado ¿Por qué no unas cuerdas?

Mientras que nuestras conjuntadas voces lanzaban al aire el villancico “Dime Niño de quién eres”, Carmen y Manuela me dejaron con el culo al aire cuando se pusieron el sombrero y el mantón de Manila. ¡¡¡guapísimas las dos!!! Y es que tenemos a unas mujeres preciosas. Esto tiene un inconveniente. Por ejemplo, en caso de que visites La Rosaleda de Madrid, tienes que tener cuidado de no apartarte de ellas porque si no vas a tener dificultades en encontrarlas, entre tanta flor. Cómo lleven el móvil apagado a ver qué haces. No es lo mismo que nosotros, que nos podría seguir las huellas un indio navajo con el iris, pupila y cristalino chungos.

A las doce en punto, Castillejo se movió ostensiblemente en la silla, señal inequívoca de que tocaba retirada. Foto oficial del evento, y fila india para la calle. Abrazos, besos, felicitaciones navideñas y cuenta atrás para la próxima.

¡¡¡Un lujo!!!

Antonio Estepa Romero



6 comentarios:

  1. El lujo es poder leerte todos los meses.
    Felicidades, "libélul".

    ResponderEliminar
  2. El lujo es poder leerte todos los meses.
    Felicidades, "libélul".

    ResponderEliminar
  3. ¡Ele mi niño! que bien escribes mejor que el Tostao. Un abrazo y sigue, por favor siendo como eres.

    ResponderEliminar
  4. Felices Navidades al grupo madrileño de antiguos compañeros de Santa María de los Ángeles en Hornachuelos, lástima no haberlo sabido antes, pues pasé cinco años en Tres Cantos.
    Un abrazo.
    Juan Martín.

    ResponderEliminar
  5. Antonio, leyendo este artículo último he visto en las fotos a gente nueva. Paco Ruiz Roldán era un chaval de Priego que jugaba al fútbol de centrocampista y con quien he librado muchas batallas -siempre perdiendo yo, claro está- tanto en el patio de cemento de san Pelagio como en el barrizal que se formaba en el estadio del campo de la Verdad. Le tenía envidia porque se llevaba todos los balones divididos, pero era un tío noble que no hacía faltas, sino que se adelantaba por potencia. Me he alegrado mucho de verlo. Si lee esto, que sepa que no lo he olvidado.

    El otro compañero, Jurado, no estoy seguro si es Manuel Jurado, un chaval del Viso a quien llamábamos "El Cochafo". No sé si es él o no. Me gustaría que fuera. Era un chaval de nuestra pandilla, muy sencillo y muy humilde. Nos teníamos mucho cariño. Y no lo he visto desde que se salió.
    Contadme algo más.

    Abrazos para todos y Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  6. He visto de nuevo las fotos. En efecto, es el mismo. Manuel Jurado Caballero, mi amigo del Viso. ¡Enhorabuena tío! Me acuerdo mucho de ti, de verdad. Me gustaría encontrarte por córdoba en l a próxima reunión d e primavera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar