e-mail: santamariadelosangeles63@gmail.com

sábado, 19 de noviembre de 2016

Crónica de la 19ª Reunión GRUPO MADRID



Restaurante “CASA ÁNGEL"
Leganés (Madrid)

18 de noviembre de 2016
Antonio Estepa Romero

Rafael Vilas García - Carmen - Vale - Antonio Crepo García - Consuelo - Victoriano Castillejo Molina - Cari
Antonio Estepa Romero - Andrea - Francisco Ruiz Roldán y Manuel Jurado Caballero
Estuvimos a punto de no asistir. Pasé una noche regular; esto que anda ahora por todos lados: tos seca, fiebre no muy alta, dolor de garganta… Me tomé un sobre por la mañana temprano y cuando llegaron las doce no tenía fiebre. ¡Bien!

Cuando llegamos, Victoriano estaba aparcando, los demás ya nos había tomado la delantera. Entramos al restaurante y al fondo de la enjuta barra divisé un trasiego de cabezas que se acercaban ávidas a los vasos de cerveza y al taperío. ¡Estas costureras no pierden puntá!, me dije. Nuestros esculturales cuerpos entorpecían el paso natural de los camareros, por lo que nos invitaron amablemente a pasar al comedor. Sumisos, Antonio Crespo, Andrea y yo obedecimos la orden del empleado. Pasados unos minutos me vi en la obligación de instar al resto del grupo a dejar el abrevadero. ¡Estos tíos beben como una caravana de camellos después de atravesar el Sáhara! Los peces navideños son Agustinas Recoletas al lado de ellos. Como un acomodador de cine les invité a seguirme y, sorteando las mesas con hábiles quiebros de cintura, al estilo Shakira, llegamos a la mesa. ¡Qué poco problema tenemos nosotros con los escaños! En un minuto ya estábamos todos sentados. A ver si copian los de Podemos. 

En este encuentro lo primero que me llamó la atención fue el peinado del Vilas. No sabría definir exactamente el nuevo look. Corte romano, tal vez, si no fuese por la tenue rayita que exhibía en medio de la cabeza, como si se hubiese enganchado con una percha al salir del armario. Se ha tapado las entradas como José Bono, pero mucho más natural, ¡dónde va a parar! De todas formas estaba pá comérselo. ¡Está ganando mucho, este chico, desde su jubilación!

La tarde discurrió como siempre. Victoriano nos contó su viaje con el Imserso a Benidorm. Comentaba que todavía no está preparado psicológicamente para estos viajes. Yo lo comprendo porque tampoco me veo integrado, de momento, en estos grupos. Estuvo sembrao cuando emuló a los abueletes camino del buffet para llenar el plato. Nos quitábamos la palabra unos a otros, como siempre, para compartir experiencias. Pasábamos anárquicamente de temas importantes a chistes. Rafa sabe muchos. El problema que tiene es que son muy largos y cuando va a llegar al desenlace no te acuerdas de la presentación. ¡Tío no lo puedes acortar un poco! En la próxima reunión me llevo papel y bolígrafo para no perderme. Se le puede perdonar porque tiene chispa para contarlos.

En cuanto a las féminas poco puedo reseñar. Carmen estuvo en el otro extremo de la mesa, detalle que mi oído medio agradeció. No obstante nos hizo una visita pastoral preocupándose por todos los feligreses y exhibiendo su gran profesionalidad con la cámara de fotos. ¡Incansable esta mujer! 

La sobremesa fue larga. Cari llegó para tomar el té, Antonio López se quedó en un atasco en Madrid y Manuela estaba en casa pachuchita. Nos acordamos, por supuesto, de ellos. Rematamos la velada brindando con cava por la jubilación de Rafa y por la nueva criatura que ha llegado a las vidas de Consuelo y Victoriano.

A las 5,15 levantamos el campamento. Foto en la puerta del restaurante y despedidas, pensando en la próxima de navidad.

¡Qué vida más rastrera llevamos!

Paz y bien.

11 comentarios:

  1. Hace poco me incorpore al grupo, Hornachuelos 63-65, que suerte he tenido y más viendo la piñata que formáis, desde Barcelona un saludo a todos
    Juan Cabello

    ResponderEliminar
  2. Antonio, eres un hacha contando cosas. Me alegro de vuestra dicha. Hace unos días pasé por Montalbán camino de Écija. Me paré a comer un poco más palante, en el hotel Aldonza. Y me acordé de vosotros, claro está.

    Juan Cabello, supongo que eres tú, de nuestro curso del 64, que jugabas al fútbol de defensa lateral o de medio centro.
    Bienvenido y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Antonio, Osado y tu sois cronistas natos,los nuevos Figaros, lástima que está página no tenga mas difusión. Un fraternal abrazo y otro para Andrea.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Antonio... perfecto. Un abrazo
    Por cierto: "después de un buen abrevadero, el coloquio es más llevadero"

    ResponderEliminar
  5. Antonio Estepa Romero21 de noviembre de 2016, 9:50

    Juan, bienvenido a este grupo maravilloso. Parece un sueño, pero es real.
    José María, cuánto me hubiese gustado vestirme de Guardia Civil y haberte detenido en el cruce de Montalbán. Te hubiese hecho el control de amistad y como darías altos índices te hubiese obligado a pernoctar en el pueblo.
    César, intento aprender de los que sabéis, que sois muchos y muy buenos.
    Andrés no hay cosa mejor que un buen abrevadero junto a unos buenos amigos. Sigue como hasta ahora: dando ejemplo a todos de cómo se debe beber la vida a sorbos. ¡Grande tú!
    Gracias a todos por estar siempre ahí. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  6. No sé, Antonio, si habrá en el cuerpo de los civiles un tricornio de tu talla. Jajaja.

    Tú si eres grande.

    ResponderEliminar
  7. Antonio, como si hubiera estado allí. Describes la escena como nadie. Felicidades al nuevo jubilata. Un abrazo
    Antonio Gómez

    ResponderEliminar
  8. Antonio Estepa Romero21 de noviembre de 2016, 10:39

    José María, en la mili fui Mando, Llegué a obtener el rango de Cabo. No seguí la carrera militar precisamente por la dificultad que adivina tener, sobre todo en el tocado, cuando llegara a alcanzar la de General. El Ejército perdió conmigo un gran Infante.

    Antonio, tú siempre tan cercano.

    Un abrazo para los dos.

    ResponderEliminar
  9. Jajaja, el Ejército perdió un gran Infante, como dices; y la Iglesia, un prelado de púrpura. ¡Qué se le va a hacer!. Tu generosa testuz no aguanta la gorra ni la mitra. Mejor para todos.

    ResponderEliminar