e-mail: santamariadelosangeles63@gmail.com

jueves, 17 de agosto de 2017

ATENTADO DE BARCELONA

Nuestro más sentido péseme a las familias y amigos de las víctimas.

2 comentarios:

  1. El brutal atentado terrorista contra la ciudadanía común y corriente en Barcelona, no tiene justificación alguna.
    El apoyo y la solidaridad total de toda la ciudadanía para con las víctimas del atentado.
    Ningún referente ideológico, cultural o religioso, puede amparar el asesinato indiscriminado.
    La manipulación fanática de unas mentes endebles, alimentadas desde el odio y las demagogias, que buscan dañar los valores culturales y económicos de las democracias occidentales, no conseguirán su objetivo.
    El fracaso y la inadaptación a los nuevos avances sociales, no puede justificar el tomarse la justicia por la mano.
    Los avances culturales y sociales de las sociedades occidentales no se pueden combatir desde el odio, el fanatismo y el asesinato.
    Toda la comprensión y solidaridad con las familias afectadas y con las instituciones que nos dan su protección.
    Juan Martín.

    ResponderEliminar
  2. Impecable el comentario de Juan Martín. Creo que, a la condena sin palativos, debemos añadir la reflexión sobre nuestra naturaleza y cultura. Los pensamientos destructivos, que todos podemos tener en determinados momentos a consecuencia de sentimientos de impotencia ante un orden social injusto, por ejemplo, son rechazados a la hora de ponerlos en práctica por el común de los mortales en virtud de mecanismos morales o éticos. En el caso de los terroristas la barrera moral es dinamitada por una sublimación de la violencia al servicio de una cultura (nacionalismo a fin de cuentas) que se siente en inferioridad frente a la "cristiana" consumista y prepotente.
    En nuestra cultura apelamos sin cesar a la resignación cristiana. Si nos cercenan los derechos laborales para que los ricos sean más ricos y los pobres sean más pobres pues nos resignamos y no pasa nada. No digo que la masacre, el crimen cobarde, el atentado sea ni remotamente la solución. Pero tampoco me parece normal que un país vote empecinadamente al partido más corrupto sin que los demás partidos se tomen la situación en serio.
    Siempre se ha dicho que el salicismo conlleva un machismo desmedido, un tipo de sociedad casi medieval.
    Es evidente que orientales y occidentales nos resistimos a hacer los cambios necesarios para progresar hacia la igualdad y la justicia.
    Por ahora parecen mejores soluciones dedicarse al turismo frívolo o los atentados según sea el caso. El conformismo o la violencia no solucionan nada.

    ResponderEliminar